Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



lunes, 21 de mayo de 2007

Artículos a la carta

Si nos ponemos a teorizar —que nadie se asuste, que serán sólo un par de líneas—, resulta que esto de escribir en un blog no es exactamente igual que hacer artículos, digamos, "tradicionales", de los que se publican en un periódico o similar. Tú lo entregas en la redacción, o lo mandas por correo electrónico, y no te dan ni las gracias. Lo sacan cuando les parece, sin avisar, y luego, como única reacción de los lectores puedes, si cuadra, recibir un par de palmetazos en la espalda de amigos y conocidos cuando te los encuentras en la cola de la panadería o tomando cañas por ahí.
Y sabes que te leen porque, en ocasiones, algún ciudadano envía una carta airada al director, protestando por que si esta juventud no tiene respeto por nada, que si a dónde vamos a ir a parar, que si tal, que si cual...
En el peor de los casos, cuando hay alguien a quien no le gusta nada de nada lo que has escrito, te puede llegar hasta una carta del juzgado, y entonces sí que compruebas los efectos de lo que escribes, y con qué cuidado y atención puede llegar a leerse tu obra.
Pero, generalmente, después de publicar un texto sólo hay silencio. Esa es quizá la gran novedad de los blogs, la posibilidad de interactuar con quien te lea. No se trata solamente de que, a través de los comentarios, el lector pueda opinar sobre el artículo, sino que va más allá: el lector, con su aportación, también compone una parte del texto, se convierte en un nuevo autor. Y el escritor, al enfrentarse a los comentarios, cambia de rol para ser a su vez un lector.
Y todo este largo rodeo, ¿para qué?, os preguntaréis. La cuestión es que me he dado cuenta de que utilizo muy poco las posibilidades de este medio, su interactividad, y me estoy haciendo algo conformista, de tanto mirarme el ombligo y cascar aquí artículos como si los enviara a una tribuna del Adelanto Bañezano.
Algunos amigos ya me habéis hecho llegar opiniones: que si los artículos son demasiado largos, muy banales, que si hablo mucho de deportes, que si ya me vale con las ilustraciones de los tangas y ligueros. Bueno, pues que sepáis que os he escuchado atentamente. Y que, como siempre, haré lo que me dé la gana.
La propuesta de participación es otra: se trata de que me ayudéis a elegir el siguiente artículo, que publicaré al final de esta semana. No, no, que nadie se inquiete: aún no se me han acabado las ideas. Pero tengo cuatro propuestas y me gustaría saber qué preferiríais leer. Son estas:
Opción A. La máquina del tiempo
Mi amigo Gonzalo Martínez Camino, que es un filólogo y por eso le gustan los tópicos literarios, me comentaba hace unos días cómo le gustaría poder volver atrás en el tiempo, sin recuerdos pero conservando su experiencia, y rehacer su vida.
Opción B. Guerra de sexos
Últimamente rondan por la tele unos anuncios horribles que invitan a la lucha de sexos (ésos de «Nosotras conducimos mucho mejor»). Claro que eso es sólo la apariencia: lo que en realidad buscan es sacarte la pasta vendiéndote un seguro. Porque hoy día la guerra de sexos no está en quién conduce, sino en decidir a quién le toca planchar y a quién pasar el aspirador.
Opción C. Nombres con estilo
Los pirados de la escritura siempre andamos buscando nombres idóneos para los personajes de ficción. Yo mismo, sin ir más lejos, cada vez que me topo con un nombre o apellido curioso lo anoto inmediatamente. Por ejemplo, hay un profesor universitario que se llama A. R. Dapena. Lo que no sé es si es un tipo cuya desgracia te conmueve, o tan desgraciao que lo que da pena —así, con pitorreo castizo— es aguantar sus clases.
Opción D. La agonía del periodismo
Contar "lo que pasa en la calle", que diría el poeta, es un oficio cada vez más lastimero. La subjetividad, el mal de moda en la época, se extiende hasta los sucedáneos del periodismo como la prensa deportiva o los cotillas del colorín —colorín rosa, claro, que aquí el amarillismo se lo reservan los tabloides de postín—. La última moda, en debates y demás saraos, es sustituir al analista imparcial por dos apasionados voceros de cada una de las opiniones en conflicto.
Opción E. Historias de un escritor
¿Por qué este blog se llama así? ¿Qué es eso de "ser nadie"? ¿Cómo se puede tener tanta cara, vender el cómo ser nadie y, de paso, pretender hacerse un hueco en las lecturas de tan honrados contribuyentes? Casi, casi todo lo que siempre quiso saber sobre este humilde juntaletras, y los motivos que le llevan a pasarse las tardes aporreando el teclado en lugar de jugar al mus con los amigotes o enseñar a su pequeño los secretos de la vida.
Opción F. Perversiones on-line
Esto de internet ye el fin de los tiempos: no hay más que salidos por todos lados. Y lo malo es que le ponen cada nombrecito a las cosas... En este artículo trataremos de explicar —espero que con más señales que pelos— qué son esas cosas tan raras como Bondage, Blowjob, Backdoor, etc. ¿Que no lo habías oído nunca? ¿Que tú de eso no...? Ya, ya. Lo que tú digas, fíu.
Pues bien, os convido a elegir uno de estos artículos —que aún están a medio hacer—, y yo publicaré el más votado. Para ello podéis votar en la encuesta que aparece aquí debajo. Y si hay alguna otra propuesta podéis proponerla en los comentarios.

21 comentarios:

Jesús Montoya Juárez dijo...

Si, según leo, está permitido consumir drogas blandas, ¿por qué no duras? ¿Hay leyes represoras disimuladas en este blog?

Ya en serio, felicidades por el blog. Podía estar bien eso de explicar qué entiendes por ser nadie y cómo llegar a serlo en un próximo post.

Gerardo dijo...

simplemente se llama libre expresion, sin restricciones,, ni ataduras a ningun director, ni a ningun periodico, uno pare la ideas como vengan las escribe, y le importa un carajo lo que digan los demas.... Simplemente aceptas criticas de amigos blogueros y esta bien, pero si te empiezan a ofender simplemente los mandas a la mierda y ya...

rakel dijo...

el tema mas seductor sin duda es el del tiempo. en un afan por controlarlo todo, no podemos evitarlo, todos deseariamos viajar en el tiempo y colocar algo de desorden. en fin, somo humanos y "nadie" es perfecto, no?

Ing. Cardioide dijo...

Jeje esto de los blogs por lo menos a mí me parece interesante. No sé por qué.

Por cierto Javier, ya voté y espero que pronto se vea el artículo. Y bueno, si dicen que si los artículos son grandes o malos o lo que sea, al fin y al cabo es su blog, ponga lo que se le de la regalada gana y tan tan! :) jaja.

Ni que fuera manda :P

Aloha! Saludos!

Lalo.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Jesús, no te me pongas chulo, a ver te tengo que aplicar la Ley de Fugas del blog...
No, en serio, bienvenido y gracias por la visita. He visto que acabas de publicar un libro que suena muy interesante, a ver si me hago con él.
Y lo de las drogas (blandas o duras) es cosa de cada uno. Aunque yo no recomiendo ninguna; a mí, la verdad, me gusta más el baloncesto.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Gerardo: debo confesar que, en el fondo, sí que me importa un poquito lo que digan los demás. En concreto, lo que tú me dices ahora, por ejemplo.
Sobre lo de estar atado a un medio de comunicación... sí, es un latazo, pero a cambio te otorga cierto lustre: alguien confía en ti y te edita, lo que te confiere prestigio. Cuando vas por libre, como en un blog, eres un autor-editor, lo que tiene aspectos positivos pero también negativos.
Ánimo con tu empeño de ser escritor, Gerardo: tampoco es un sueño tan inalcanzable.

elperdedor dijo...

Amigo LLamazares... Publica lo que te de la gana. Tú eres tu blog y tus circunstancias, y eso ya es algo más que nadie. En cualquier caso ahí te dejo mi voto para la máquina del tiempo, aunque sea a beneficio de inventario.

Un abrazo fuerte.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Rakel, bienvenida y mucha suerte con tus "99 tomates".
El tiempo no sólo es fascinante, el tiempo es evanescente —aunque la palabra suene algo cursi—. Por eso lo perseguimos con tanto ahínco, porque es imposible retenerlo entre las manos.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Lalo, campeón, ¿qué tal con el deporte? Espero que se te hayan pasado las agujetas.
Gracias por el consejo; no dudes que lo pienso aplicar.
Un abrazo.

Olalla dijo...

(corto-pego)
He decidido desconectar un poco escogiendo una de tus propuestas de artículos, y contar porque no voto a las otras...

Opción A. La máquina del tiempo

No la escojo, porque me he imaginado el llegar a un punto de mi vida y tener que tomar una decisión, y saber que debo escoger una, pero no saber el por qué (debido a esa experiencia obtenida de venir del futuro), y yo sólo por fastidiar cogería la incorrecta, osea que estaría otra vez como si no hubiese vuelto al pasado,...

Opción B. Guerra de sexos
Aunque las palabras guerra y sexos, juntas, siempre tienen su puntillo de atractivo, no la escojo porque aparco fatal, no veo los huecos en los que me entra el coche y un largo etc... y porque últimamente ni plancho, ni barro ni "na", y no por ser mujer, sino por vaga...( y porque hay quién lo hace por mi).

Opción D.La agonía del periodismo

Esto es cómo los que dan el tiempo, que sólo dos son Meteorólogos y uno se va a una isla,...en fin...

Opción E. Historias de un escritor
Qué quieres que ya sea psicópata del todo, que escriba tu biografía??!!...jajaajaajajaj

Opción F. Perversiones on-line
Jo, soy una inculta, no sé que es casi nada...pues me enfado y ya no la escojo!!!

Vale...había escogido la "C", pero no sé por qué me da, que no he votado esa....
Oye!! que quiero leer todos!!,... Pero es que me apetecía comentar las ideas, porque yo lo valgo (efecto Loreal)

(espero no haber aburrido con mis teorías sin fundamentos sobre mi elección)

Bechillos!!

dondado dijo...

Pues yo simplemente voto por la C, para el resto te quedan más post

rakel dijo...

ola! gracias por la visita, y por el comentario. Lo cierto es que hoy esperaba leer la historia convenida. para cuando la cita? supongo lo fascinante que sería controlar el tiempo, por eso debe ser la historia estrella. espero, pues.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Olalla, muchas gracias por tus comentarios; has estado tan florida que, lo mismo, el próximo post te lo encargo a ti...
Es lo que tiene el efecto Loreal.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Dondado, me parece muy bien que votes a tu preferido, pero como no le des al botoncito, va a estar complicado (la opción C va por el 0%, así que tu voto no se ha contabilizado).

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Raquel, el artículo elegido saldrá el viernes... hay que dejar un poco de tiempo para que pueda votar quien quiera. Entre tanto publicaré otras cosas, pero se puede votar hasta el día 25.

rakel dijo...

ola!
disculpame por las prisas, no habia entendido cuando salia el articulo (pensaras que soy un poco ansiosa). me quedo leyendo lo demás.

Oscar Sin Nick dijo...

He votado A y D. No sé si se puede pero son los temas que más me ponen. Bueno, también la última opción, pero es que estoy en plan responsable ;-)

ANA DE LA ROBLA dijo...

Bien, de vuelta de otros viajes, geográficos y también de alto voltaje, me paso por aquí para votar, que es tiempo de erecciones. Factum est. Aunque creo que tienes artículos para rato: inquieto eres... Besos.

dondado dijo...

Puff, como navego sin Javascript ni me aparecía la encuesta, pensé que querías que votasemos en los comentarios

Neres dijo...

En mi caso difícilmente me contratarían para escribir una columna, así que para personas en mi caso un blog nos viene bien. La mayoría no pierde el estilo y solo comenta cosas lindas. Para mi, poder escribir de lo que sea, de lo que aveces no se cuenta en el pasillo, me sale mejor escribirlo y desahogarlo así. Que la gente comente de nuestras divagaciones, es un plus.

Que bueno que tengas un blog y enterarme de tus divagaciones.

Vote por lo de el escritor.

tino dijo...

Yo he votado por el artículo en el que tratarás la vida de un escritor pero iré directamente al capítulo en el que explicas lo de "jautubinazin" y lo relacionas con el "imposibolisnazin" ¿ves la raíz común, verdad?