Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



jueves, 4 de octubre de 2007

Nuevas aventuras


Como habréis notado, hace unos días que no posteo —curiosa palabreja; si en realidad debería utilizarse para plantar postes de la luz o del hilo telefónico; también valdría cuando nos apoyamos en una farola y ponemos gesto de desgana; o, como mucho, para ponerse firme, erguido, sacando pecho, tieso como un poste, como una vara... pero no: postear es enviar post, ya ves—. Esta desatención de mi página, aparte de la desgana tradicional de los aspirantes a escritor y a las muchas cosas que uno puede hacer cuando no está apretando teclas, tiene un motivo: acabo de empezar un máster.

Dentro de unos meses seré un Master del Universo, pero de momento ni espada rara ni rivales con capucha: es un postgrado en Tecnologías de la Información, que es mucho menos vistoso, pero más apañado. O, al menos, no tienes que salvar el mundo; sobre todo, porque no tienes tiempo.

¡Ay, el tiempo! ¿Quién sería el incompetente que lo inventó? ¿Quién lo maneja, que nunca le hace correr a nuestro favor? Porque es un lamentable error de diseño el no haber planificado un par de horas más de sueño, otras tantas de diversión, un rato largo para escribir, algo para leer y, sobre todo, reservar no más de veinte minutos para el trabajo y las obligaciones.
Y es que este tiempo defectuoso, mal concebido y mal ejecutado, no me alcanza para todo lo que quisiera hacer.
Porque yo querría estar en el parque leyendo a Pessoa, inmóvil como un portugués en mitad de la avenida.
Yo querría pasar las tardes jugando a baloncesto, a tenis, al balón con mi hijo.
Sentarme en el museo y observar a los visitantes, que también puede ser una forma de arte.
Hablar durante horas con los viejos amigos, en algún café del Barrio Húmedo.
Y arreglar juntos el mundo, que está muy estropeado.
Llamar por teléfono a los que están lejos, y que me cuenten su vida.
Bajar hasta la Bahía, comer helados de Regma.
Dar una vuelta en la moto con José Ángel Luna.
Visitar a los enfermos, resucitar a los muertos.
Ir al cine con Pilar, y marcharnos al comprobar que es un tostón, otra vez.
Leer todos los libros que se acumulan en mi mesita.
Bajar con el niño en bici hasta Cabárceno, y pasar la tarde recogiendo moras.
Escribir otra novela, un cuento infantil, el Libro de los Amigos... y acabar todo lo que tengo a medias.
Practicar el kamasutra, aprender a navegar, contemplar el paisaje.
Rodar un corto, hacer un programa de radio, escribir en la prensa.
Leer todos los blogs que me gustan, y hacer comentarios.
Y pensar. Y leer. Y reflexionar.
Y escribir.

Y, al final, resulta que con mi triste día de veinticuatro horas apenas me da tiempo a nada. A ver si consigo exprimirlo, y mantener este blog, que hasta ahora se actualizaba casi a diario, y ahora va a ir un poquito más despacio.

19 comentarios:

Mariano dijo...

Suerte en tu nueva aventura "mastera" (me alegra ver que todavía te queda espacio en el cerebro para asimilar cosas nuevas).
Y lo del tiempo...
Un abrazo

Estilografic.art dijo...

Pues aquí estaremos, viendo pasar el tiempo esperando que nos cuentes cosas.

Suerte y ánimo, campeón.

Juli dijo...

Eso del kamasutra debe ser muy complicado, yo desde luego me conformo con "practicar" a secas.
Bueno, y platicar también está bien.
Un saludo.

Desesperada dijo...

ohhhh pues estudia mucho, javier!

Raquel dijo...

Javier, no sabes cómo te entiendo.
Un abrazo

Iván dijo...

Pues habrá que paladear cada entrada como el mejor de los manjares.
Entiendo lo de tu pelea con el tiempo. A mí me pasa iguañ (a quién no). Y sé que la mejor manera de aprovechar lo poco libre que tengas es disfrutar del peque.
Seguro que el esfuerzo merece la pena.
A por el master!

dondado dijo...

Unas 32 horas diarias he calculado yo que necesito para hacer todo lo que me gustaría.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Como en un bolero: tardes lo que tardes, te estaré esperando ;)) Un beso.

vitruvia dijo...

Bueno, ir despacito tambien tiene su encanto. Te seguiremos leyendo. Un abrazo y suerte

Jesús Montoya Juárez dijo...

Leí tu artículo sobre los blogs cántabros. Está muy interesante.

Dos cosas te preguntaría, por un lado, a qué te refieres cuando hablas de "ultraliterario" a propósito del blog de Jorgewic. Ponnos un enlace a ese blog para que lo bichemos.

Y, en segundo lugar, si, frente a los híbridos, la categoría que describes como "blogs literarios" en realidad tiene más que ver con el atrevimiento de publicar relatos o textos literarios en internet sin control editorial a riesgo de ver vulnerados los derechos de autor, ¿esto es lo que hace literario a un blog?

¿Estarías de acuerdo en afirmar que lo literario, entonces, queda más en manos de los escritores que quedan afuera del sistema editorial, los que no gozan de la sanción editorial que garantice su literariedad, mientras que los que sí están siendo publicados en el sistema, entonces, cultivan blogs híbridos? ¿En qué medida es excluyente la literatura virtual de la literatura gütemberg?

Saludos y suerte con el master.

MAX Y LULA dijo...

Te leeremos más despacio...

¡Salud!

Will S. dijo...

hola javier, nada mas paso aqui a saludarte y agradecerte tus comentarios. Estare pendiente de tu blog, saludos. Will


blog "Al Aire Libre"

ERU dijo...

Ay!! pues no habré dicho yo veces que me faltan horas del día...

Y la mejor idea que has tenido es la de acortar el tiempo de trabajo a unos 20 minutos diarios, daríamos el 200% de nosotros mismos durante ese rato y así cumpliríamos...

En fin, qué fácil y divertido es hablar en modo utópico...

Iñaki dijo...

A mi también me pasa que se me va el tiempo y termino siempre estresándome hasta tal punto, que cuando no tengo nada que hacer y puedo estar tranquilo, me siento raro al no tener estres.
http://laslucesdeagosto.wordpress.com

Álvar Cienfuegos dijo...

Congratulaciones por los nuevos planes. Aprender, siempre aprender...

rakel dijo...

que tio! no te cansas de tanta formación? asi es normal que no te cundan los días.
yo haría como las vacas, animales admirables, 8 horas de sueño, 8 de alimentación y 8 de rumia. eso es organización! (eso y lo tuyo, futuro master del universo...eso es como decir himan?) jajaja
bjs!!

Anónimo dijo...

Y EL FRONTON QUE????

Ing. Cardioide dijo...

Me da mucho gusto que estudies la maestría! :D

Espero que pronto seamos colegas [claro, cuando termine de estudiar la maestría claro jajaja]

Te mando un abrazo. Exito! :D

Aloha!

Lalo.

onlymary dijo...

Estoy leyendo entradas en tu blog, y no puedo salir de él sin volver a dejarte un comentario:
Me encanta!!!! cómo escribes.
Y lo que escribes.

Felicitaciones de corazón.

Pero no dejes de escribir, ahora que lo he descubierto yo eh?..

Maryluz