Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



jueves, 18 de octubre de 2007

El nombre de José Luis


Por lo visto, al político independentista Carod Rovira no le mola nada que le llamen "José Luis". Dejando de lado el asunto de que, por su avanzada edad —y por que su padre era aragonés—, es poco probable que le bautizaran como "Josep Lluís", tampoco resulta tan raro que su nombre se "castellanice", como sucede con muchísimos nombres propios.

Usted, ¿qué diría? ¿Londres o London? ¿París o Paris? ¿Nueva York o New York? Y esos nombres ya se usaban mucho antes de que Carod Rovira se convirtiera en el blanco de las iras hispánicas al intentar —presuntamente— negociar que los terroristas dejasen de matar, pero sólo en Cataluña. De ahí, y de alguna que otra declaración ligeramente despectiva hacia el resto de españoles que en el mundo son, nace este jolgorio; y es que parece que, en su afán por ningunear todo lo español, hasta pretende ignorar refranes como el castellano «quien siembra vientos, recoge tempestades».

¿Tan terrible es que adapten tu nombre a la cultura local? Si vale para Julio Verne, Juanita Calamidad, Carlos Marx y hasta para Yon Baine, ¿por qué no es bueno para José Luis? Y yo todos estos años sonriendo con condescendencia cuando un alemán me llamaba "Xaver" —que suena "schafa", más o menos— o un británico me decía "Yabía". No señor, tenía que haberles dicho: «Oiga, pollo, no tiene usted ningún derecho a modificar mi nombre». Coño. Que ya está bien de dejarse pisotear.

Como ese pobre jugador del barsa, Oleguer Presas, que desde que escribe artículos pidiendo la independencia de Cataluña, cada vez que juega fuera —lo que no es que suceda muy a menudo, la verdad— tiene que soportar que el público le llame, entre otras cosas, "Olegario". Claro que "Oleguer" junto a "Presas" suena más o menos como "Jennifer" junto a "López", pero es que no hay derecho: menudo insulto que le hacen al chico. Por respeto, digo yo que deberían llamarle "Oleguer Preses", ¿no?

En fin, que tiene razón Carod Rovira: está bien que insista en elegir su propio nombre, en exigir que le llamen lo que él quiere, porque si no lo mismo se desmanda el personal y en vez de Pepeluí o Joseli le acaban llamando de todo, tipo ##&&%## —y aún peor—, y mentándole a la madre y a unos cuantos antepasados más, que bien pudiera ser lo que muchos ciudadanos secretamente desean.

Yusep Yuis, chaval, ets el millor, la llum del món, però no en fotis més, nén.

19 comentarios:

tentirujo dijo...

No es mi modelo de político, pero viéndolo en TVE, creí entender en parte lo que decía.

¿Cómo es que en Alemania haya más universidades que impartan Catalán que en España?. ¿A un vasco que se llama Gorca tu le llamas Borja?, ¿o a una Edurne le llamas Nieves?.

En cuanto al modelo de estado, dejó bien claro que ellos no querían estar en la España de hoy, como tampoco quieren los vascos. Y como tenemos un miedo horrible a tocar la Constitución, no sea que "se rompa" España, pues esas tenemos...

No defiendo su postura, extremista en muchos casos; pero esto se está convirtiendo en un círculo vicioso, en el que ambas partes cada vez se tienen menos cariño, por decirlo de modo más suave (y no decir que se está generando odio por ambos lados).

Mariano dijo...

Comparto gran parte de tu análisis, pero no todo. Primero, él negó que pidiera a ETA que no atentara en Cataluña. Y yo soy un firme defensor de la presunción de inocencia. Si eso es cierto, sería un delito. Que lo demuestren y le metan en la cárcel.
¿Su reacción ante que le llamaran José Luis? Desmesurada, seguro, pero el entrevistador del público es lo que buscaba, tocarle los collons.
¿Por encima de todo para mí? Pues que cada día entiendo menos los nacionalismos. Ninguno. Me parece que es anacrónico poner muros en vez de quitarlos. Ese afán por diferenciarse me parece muy pero que muy paleto, pero cada uno gasta sus energías en las luchas que cree más necesarias.
A mí no me cuesta nada llamar a alguien Josep o Xavier o lo que haga falta. Si ese fuera el problema...
Siento el rollo macabeo. Me he aburrido a mí mismo.
Besitos/azos.
PD. ¿Qué tal fue la charla?

Desesperada dijo...

yo, sinceramente, creo que debe respetarse el nombre. a nadie sorprende un joshua, no decimos JOSUA, sino yosua. ¿Por ser catalanista Carod tiene menos derecho a que respetemos su nombre? Pues no. Ahora, que se monte la que se ha montado por esta anécdota, en fin...

Estilografic.art dijo...

Yo no lo vi entero, pero sí pude ver la famosa preguntita. Más que el contenido, que sí me parece bien que cada cual reivindique cómo quiere que le llamen, a mi lo que me disgustó fue la forma. Me parece que un político debería mostrar un poco más de educación en público.

MAX Y LULA dijo...

Lamento no estar de acuerdo contigo esta vez. No vi el programa entero, pero sí el final de la intervención de Rovira. Dejando a un lado sus opiniones políticas con las que puedo estar más o menos de acuerdo, me pareció que el tío fue claro y coherente y que hizo bien su trabajo de político, lo cual es de agradecer porque ya quedan pocos. Lo que más verguenza me dio de todo lo que ví fue la actitud prejuiciosa hacia una lengua de algunos de los participantes del público. Y no me enrollo más, que hay más que hacer. Un saludo, majo :-)

Richard dijo...

A mi modo de ver, falta inteligencia a la hora de combatir intelectualmente al nacionalismo extremista. La secular ignorancia de España se ve representada en esa pregunta. Mientras no se salga del subdesarrollo intelectual de este país, no se podrá vencer, al nacionalismo.
Hay que moverse, viajar , no sólo para ir a la playa, hay que escuchar y hay que desarrollar argumentos de peso.
¡Faltan pensadores de calidad en España! y así nos va.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Qué bien: ¡por fin una buena polémica en estas páginas!
Me da igual si es buen político o no —también había un alemán cojito que era un genio de la política y no veas la que lió—, y ser convincente es parte de su "trabajo" (si es que "camelar" puede llamarse trabajo).
Lo que no encuentro es ningún motivo para que, si al Papa le decimos Benedicto XVI (y no Benedictus) y Guillermo Tell no le decimos Wilhem, ¿qué tiene de raro que a Carod se le castellanice el nombre?
Porque, puestos a tocar los collons, más bien parece que él los tocara a dos manos, como diciendo «aleja de mí ese nombre maldito, que me españoliza», igual que Drácula huye del agua bendita.
Somos todos muy progres, y muy respetuosos con la lengua y con las ideas... de los demás. Pero nadie reclama el mismo "respeto" para el castellano. ¿O es que no lo merece?
Y, de igual manera que muchos defendemos la libertad de expresión para hacer portadas con la princesa mirando a Cuenca, y para quemar las fotos del rey, ¿no deberíamos defender también la libertad para criticar a los nacionalistas periféricos? ¿O es que son intocables? ¿Tan bajo nos ha llevado el creernos progres y democráticos?
Además, por muy simpático que os haya caído, el Yusep Yuís este no es más un político. Otro más. ¿Y qué se merecen? ¿Eh?

Anónimo dijo...

este señor, que gobierna en gran parte el lugar donde vivo (avisados estáis por cualquier cosa que pueda pasarme) es el producto de un asesor de imagen que cambió su look de desarrapado sindicalista progre por el de un político burgués europeo. lo sé bien porque lo dibujé en los dos "estados". y si no me creen pueden buscar archivos de los noventa. pienso como tú: por su edad no puede llamarse en catalán; no se permitía hacerlo. creo que tiene derecho a llamarse como quiera; de allí a exigirlo con violencia prepotente, no.
el cacho de siempre.

Guille dijo...

Tiene razón en ponerse la corona de espinas y sonreir. Tiene toda la razón en decir que el naZionalismo español no admite disidencias, no admite que se asimilaron territorios de diferente idiosincrasia por la gracia de Dios y de mis cojones. Hay mucho tonto que se esfuerza en decir "estamous trabajandou en ellou" con perfecto acento texano mientras son incapaces de aceptar que un pueblo se llame "Sant Esteve Sesrovires". Entras en una web llamada "Pueblos de España" y te quedas de piedra al ver que lo han rebautizado como "San Esteban de Roviras". Vale, enrollao, es como si tu pueblo se hubiera llamado toda la vida San Hipólito de la Garza y ahora viniera yo y por mis cojones lo llamara San Helicóptero de García, oi que m'enténs...?

¿Sabes cual es el problema? Yo te lo voy a explicar, corasón: el GRAAAAAAAANNNNN IMPERIO que se montó la Corona de Castilla lleva muchos siglos perdiendo aceite. El carburador se jodió con Bolivar, reventó con la pérdida de Cuba y Filipinas y lleva visos de junta-culata cuando por fin os podamos perder de vista. Las últimas colonias del GRAAAAAAANNNN IMPERIO castellano han dicho basta, oi que m'enténs.

No te preocupes, que por vuestro bien ya procuraremos que Criteria haga grandes inversiones en vuestro minimizado imperio para evitar que tengáis que volver al barbecho y la trashumancia.

Guille dijo...

Por cierto: ese ZP conservarlo como sea. Si el próximo es Rajoy puedes dar por hecha la desintegración.

Un saludo.

Guille dijo...

Y vete con cuidao, porque con un título como "Cómo no ser nadie" pueden nombrarte presidente del mini-imperio

Doctor Snuggles dijo...

de donde ha salido este tontoelhaba catetillo de la mini comunidad catalana?
eso si es fascismo, o tal vez garulismo?

Iván dijo...

Buf... Esto está que arde. Yo que venía a montar polémica y ya está del todo armada... :)
Tampoco estoy de acuerdo contigo. Los nombres no se deberían de traducir. Sobre todo si a la persona que lo lleva no le gusta. Es cierto que la casi todos los nombres de países y ciudades se castellanizan. Pero los nombres propios deinen la identidad de una persona. Identidad que se ha forjado durante toda su vida y que la mayor parte de las veces duele cuando es violentada. Para algunos puede ser una nimiedad. Para otros una verdadera afrenta.
A mi hijo le pusimos Roger. Y cada vez que salimos de Barcelona todo el mundo me pregunta su traducción. Que nadie lo sabe pronunciar. Y te aseguro que da bastante rabia. ¿Como puede la mayor parte de la gente decir tranquilamente "Windows" en inglés y no pronuciar Roger en catalán? Forma parte de lo absurdo y de la catalanofobia. Que, lamentablemente, existe. A menudo fomentado por ese personaje llamado Carod Rovira.
Jamás me ha caído bien ese político. Entrando en valoraciones diría que su trascendencia fuera de cataluña ha hecho que empobreciara aún más la imagen de esta comunidad.

Ein? dijo...

"Catetillo": a mi no me lo parece. ¿Ha dicho algo incierto: NO!

"Mini-comunidad catalana": Será mini, pero comunidad a fin de cuentas. ¿Sabes lo que son los derechos colectivos? Veo que no.

Lo tuyo SI es fascismo: el mismo que el de tu España: la des cuchillo clavado en la mesa.

Háztelo mirar.

Por cierto dijo...

Si tan apañó te sientes, ¿por que te pones un nombre en inglés? ¿No sería más adecuado para tí Don Cipote de la Escarcha? ¿Ein?

dondado dijo...

garulismo, don cipote, vete con cuidao... yo de 15 comentarios, si fuese mi blog habría borrado al menos 4.
Por eso esquivo la política en mi blog, no hay forma de que la gente hable sin llevarse el cuchillo a la boca.

mgqeaol dijo...

Vi un poco en la tele, le faltó decir "que me llamo Josep Lluis jopetassssssss" (realmente no se si se escribe así, jaja). Besitos

Anónimo dijo...

Qué bueno, don nadie! los dejas hablar y se ponen al descubierto.Imagínate la paranoia, que ahora resulta que todo el mundo tiene que saber pronunciar roger a la catalana y si no, eres anticatalán.Son tan mediocres que necesitan enemigos exteriores para sentirse crecidos.
Un barcelonés asqueado.

rakel dijo...

buena polémica, si señor, xavi, te estás metiendo en harina y mira cómo se arranca el personal....
a ver ahora quien llama Jorge al US´s persident, que luego vamos a Texas y nos brota un acento poco castellano...
jajajajajaja
bjs!