Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



miércoles, 29 de agosto de 2007

Actualidad a patadas

Al final, como yo sospechaba, resultó imposible «no hablar de Umbral». Escritores...
Pero lo que realmente me fastidia es que el debate generado en los comentarios, sea mucho mejor que mi artículo. Lectores...
Y hoy tocaría no hablar de Puerta, en un retruécano inevitable —puerta y umbral, como bien señala Valen en los comentarios del artículo de ayer—, aunque me temo que será inevitable.

[Para los que leéis estas páginas desde fuera de España: Antonio Puerta es —era— un futbolista del Sevilla, y falleció ayer, tras un infarto durante un partido y varios días de agonía, a los 22 años, apenas un mes antes de que nazca su primer hijo.]

Y es que ayer me despertó mi hijo de mi bien merecida siesta para contarme que el futbolista acababa de fallecer. Y él no es que se lo tomase muy mal —ya se sabe que los niños son mucho más listos que nosotros, y asumen la realidad con la mayor naturalidad—, al menos, no como los sevillanos que salen por la tele llorando por las esquinas, pero algo sí que le afectó. Está en esa edad en la que el fútbol es media vida, y se sabe mejor las plantillas de los equipos que la tabla del siete. Y Puerta, en concreto, era un futbolista llamativo, sobre todo por la pinta: lucía una perilla donjuanesca y una nariz aguileña que le daban aire de espadachín del Siglo de Oro. Además, le habíamos visto la temporada pasada en el Sardinero, apenas a seis metros, disputándose la banda con Pinillos y Scaloni. Hasta teníamos por casa los cromos.
Al niño no se lo dije, pero me imagino la escena si el tal Puerta, en aquel partido, hubiese tenido un encontronazo con algún jugador local, o un mal gesto con la grada: se hubiera coreado el «Puerta muérete», como cada domingo se grita en los campos de fútbol —sí, sí, seguro que Eto'o aprendió el imperativo con ese cántico del público, pues se lo suelen dedicar muy a menudo—. Hoy todo son loas a lo buen chaval que era, claro, pero cuando en algún estadio el público pide la muerte de un rival —como si fuera una plaza de toros, vamos—, no sé si son realmente conscientes de lo que están deseando.




En fin, yo a lo que iba era a otra cosa: a que si alguien se molesta en medir el impacto mediático de la muertes de Puerta, y compararlo con el de Umbral, seguro que podemos sacar conclusiones poco gratificantes. Cierto que el futbolista murió en la flor de la vida y bla bla, bla bla, que no son dimensiones comparables, etcétera etcétera, pero seguro que los ríos de tinta y las horas de televisión del sevillista le dan mil vueltas a las dedicadas al escritor de aquí a Lima —que hubiera dicho yo si tuviera la edad de mi hijo—. ¿Qué importa un premio Cervantes, un millar de columnas y demás zarandajas, frente a un gol en semifinales que vale media Copa de la UEFA? ¿Qué un millón de páginas frente a un regate con la zurda y un centro templado al segundo palo? El único consuelo, eso sí, es que la literatura permanece, pero el fútbol caduca en apenas una jornada.



Y, como apunta Jesús Montoya, el ruido de esta noticia esconde muchas otras, como la subida del pan, o el descenso a los infiernos de Rosa Regás, la "abuela de verano" y menéndez-pelayicida ex-directora de la Biblioteca Nacional. O uno de los descubrimientos más inquietantes del año, que el cunilingus puede producir cáncer. O el rechazo rotundo de los jóvenes españoles a las brillantes ideas del gobierno de incentivar el alquiler, en lugar de lugar de frenar la especulación inmobiliaria. De esa interesante cuestión me gustaría hablar mañana. Si es que no se muere nadie, claro.





11 comentarios:

elperdedor dijo...

Ay Javi, Javi...

Toda esa actualidad rápida para no hablar de Umbral... ¿Hablamos de tu libro? Ahora en serio, siempre que centramos la atención en algo la vocecilla interior nos reclama que miremos alrededor. Relativizar el drama forma parte del instinto de supervivencia, pero no lo convirtamos en una moral victoriana.

Por cierto: Puerta y Umbral ¿Coincidencia?

Saludos (y habla de tu libro, coño!!!!)

Estilografic.art dijo...

Javier: me ha sorprendido tu post mientras escribía yo a ratos algo sobre el tema Umbral/Puerta. Como te me has adelantado mientras perdía yo el tiempo con concursitos y otras gilipolleces veraniegas, ya sabes, veré si lo dejo o insisto en hablar mañana sobre el tema. Si eso te cito, ¿vale?

raquel dijo...

Antes de ayer me enteré de la muerte de Umbral por tu post. Hoy, sin embargo, ya sabía de la muerte de Puerta (y eso que aquí acaba de comenzar el día) porque vi las noticias de CNN temprano. Tú lo has dicho en el post.
Un saludo

He visto que has cambiado la cubierta de tu libro. ¿Cuándo sale?

Valen dijo...

Llamazares, ya sé dónde te pones en el jrugol, así que a partir de ahora no me perderé el espectáculo...

ladychena dijo...

También murió Enma Penellas, que era una actriz como la copa de un pino y encima ha quedado como "la actriz de Aquí no hay quien viva"...

Roberto dijo...

Se decía que la muerte nos iguala a todos... La repercusión mediática de la misma debe ser la excepción a esta regla.
Con la muerte de Puerta me encontré hasta en el TIMES británico, con la de Umbral sólo en diarios de dentro de nuestras fronteras. Será que no me fijé bien.

Sé que te gusta el fútbol y supongo que aún más le gusta a Menéndez Junior, pero soy de los que piensa (ergo lo digo) que el fútbol está muy sobrevalorado en comparación con otras actividades, deportivas y no deportivas, que quizá merecieran mayor valoración, por los méritos y las capacidades que suponen, pero no la tienen.

Bueno, como diría mi abuela: "Que en Gloria estén", yo me quedo con el lapidario y latino: "Sit tibi terra levis".

Un abrazo.

SirMcLois dijo...

Javier... me alegra mucho que pienses así... Ya no me encuentro yo solo en el Mundo... :P. La verdad es que yo no puedo hablar con la misma perspectiva que tu, yo aborrezco el futbol... y tu por lo que veo no. Pero la verdad es que lo que comentas me había llamado profundamente la atención... como decía Mecano "...Si te reencarnas en carne
Vuelve a reencarnar en ti
Que andamos justos de genios...". Pero España es así, y mientras lo siga siendo, creo que no podemos aspirar a mucho en este país... Mientras el país aprecie más a un futbolista que a un literato... VAMOS MAL.

rakel dijo...

ola!
hombre, yo creo que lo peor de purta es que era muy muy jovencito. vamos, que se siente mucho perder una vida temprana, supongo. y tambien me uno a la mención especial de emma penella, gran actriz.

por cierto eso del cancer, va a haber que contrastarlo...jejeje

bjs!

MAX Y LULA dijo...

Bueno, el cromo ese que has puesto de Puerta, seguro que ahora se cotiza más en la porticada. Cosas de la parca :-(

migue dijo...

Sólo hay que ver un informativo de alguna de las cutre cadenas españolas y darse cuenta de qué noticias son importantes y cuales son menos. Supongo que no es nada nuevo, pero basta medir el tiempo que se le dedica al fútbol en cualquiera de esos informativos y el tiempo que se le dedica, ya no a la cultura, sino a todo lo demás.

abuelonet.es dijo...

Que bien te expresas en tu comentario, es cierto que nos entretienen con hablar del futboll y no dicen el porque suben el pan, los huevos, los pollos y etc., nos tienen arrinconados queriendo hacernos ver cosas distintas de la actulidad que está pasando día a día.
Un fuerte abrazo de abuelo Andrés.