Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



viernes, 21 de septiembre de 2007

Por qué los consejos no sirven de nada [microrelato]



El gran poeta Antonio Gamoneda me brindó en una ocasión un excelente consejo, al que yo, como es lógico, no hice el más mínimo caso; y es que los consejos, por lo general, no sirven de nada, porque uno no los entiende más que a toro pasado. Aquella vez, yo le había llevado unas cuantas cuartillas llenas de versos, y él me reconvino con severidad:
—Nunca, y entiéndelo bien: nunca, nunca deberías dejar a nadie leer un trabajo inédito.
Lo que yo pensé, claro, fue que el escritor consagrado sabía tanto de letras como de regates, y que acababa de darme un pase de pecho para librarse del joven y molesto aprendiz.
Al día siguiente, le conté mi desgracia a un amigo. Él, que como yo, también andaba enredado con los líos del escribir y el publicar, se ofreció amablemente a leer mis poemas, darme su opinión y corregir lo que hiciera falta. Le entregué los papeles, confiado.
Una semana después, coincidimos en la librería Padre Isla, en la presentación de una nueva revista de poesía.
—¿Qué tal los poemas? ¿Había mucho que corregir? —pregunté, ansioso.
—No, bueno… en realidad sólo he hecho una corrección —confesó, entregándome un ejemplar de la revista que se presentaba, abierto por la página 25.
Allí estaban mis versos. Ciento cincuenta versos de rima libre, hablando del tiempo que huye y esas cosas de poetas. Y, en efecto, tan sólo había una enmienda: en lugar de mi nombre, aparecía el suyo, Toni Martínez.
Aquella noche comenzó a fraguarse la “leyenda del poeta aullador”, también conocido a en el mundillo como Farinelli o Antonio el de los huevos, desde entonces. La broma, en total, me salió por quince mil duros —a mil por golpe, hasta que me pararon—, y dos semanas de arresto menor. Como declaré ante el juez, lo cierto es que estoy bastante arrepentido, en especial de no haber hecho caso a Gamoneda y haber inscrito la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual, aunque de lo que de verdad me arrepiento es de no haberle dado más fuerte a Farinelli, porque luego ya no habido manera de volver a encontrarlo.


23 comentarios:

Mariano dijo...

Me he quedado con su cara. Si pasa por Madrid le daré una buena somanta palos de tu parte. Tranquilo, si me multan, corre de mi cuenta.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

¡Eso es un colega, Mariano!
Tú dale, que yo te lo sujeto.

La interrogación dijo...

Yo también me sumo a darle un poco para el pelo...

cacho de pan dijo...

en casos así habría que usar el copyRAID...

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Entonces yo le sujeto, Mariano le atiza, Inte le castiga las capilares y Cacho le fumiga con el copiRAID...
¡va a ser una pelea digna digna de Tarantino!

Estilografic.art dijo...

Yo mientras lo grabo todo, y luego lo cuelgo en internet, con copyleft.

PeterPsych dijo...

Hostia, que cabrón!!

Si te sirve de consuelo yo pesqué a uno en internet que se había copiado de forma literal y sin ninguna verguenza el planteamiento de un relato que hice hace años. Me metí en su blog y se lo dije. El tipo me pareció buena persona y lo que me explicó me dejó alucinado porque era LA VERDAD.

Ni más ni menos: se había encontrado un manuscrito mío en la basura hace muchos años y decidió emularlo, con tan mala fortuna que se nota un huevo que son el mismo relato escrito de dos formas diferentes.

Si quieres verlo, está aquí:

http://licancaur.blogspot.com/2007/04/teora-inarmnica-de-la-creacin.html

A mi me alegró mucho que alguien, espontáneamente y sin malicia, y sin saber quien era yo, me copiara, porque demuestra que soy bueno de la hostia. Pero lo de este "amiguete" tuyo es peor que una víbora negra.

Dar a conocer aquello que no está publicado es un riesgo que hay que correr. Si no, ¿de que otra forma un editor y un agente te pueden conocer? Primero hay que ponerse el preservativo de los derechos de autor y luego airear tu obra a los cuatro vientos.

A mi nunca me han querido publicar, pero que una persona anónima se encontrara casualmente un ejemplar de una de mis obras en la basura y que años después decidiera emularla, reconociendo que lo había hecho, es un premio para mi que no te puedes ni imaginar. Más, cuando justamente yo quería ser el paladín de la "literatura basura".

Toda una paradoja.

Un saludo.

Juli dijo...

No sabía yo que gastabas ese genio, pero descuida que sabiéndolo no te plagiaré.
Bueno, voy a seguir plagiando a algún indocumentado...

Raquel dijo...

Me parece de otro mundo esta historia pero como es cierta, me quedo a cuadros. Y tal vez no sea la última vez que pase, ¿no?

Bettina Perroni dijo...

Que poca!!!... tan difícil les es pensarrrr... pensar cuando menos que el Plagio es un delito....


Y protegue hasta tu blog, en serio que a mi ya me ha pasado...

Mis palabras tal cuales, con el nombre de alguien mas...

Que poca! :S

Iván dijo...

Yo hace poco me he sumado al club (de manera intencionada o no) y la verdad es que no hace ni puta gracia. Veo que ya tienes bastante gente para sujetar. Pero le puedo obligar a comerse el libro de Ana Rosa hoja oor hoja. Y con tapa dura.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Quince mil duros por quince leches bien metidas no me parece caro ;DD. Como difundas este tipo de historias unos cuantos se van (¿nos vamos?) a apuntar...

Ing. Cardioide dijo...

Uuuuy faltaba más faltaba menos! Tendré justamente que ir a España a darle hasta con la maceta... Con una maceta rota, un colazo de iguana y un patín creo que se calma.

Qué mal plan que haya gente que se cuelga del resto, más en estas cosas. Yo por eso no me preocupo que me copien, al fin y al cabo no tengo historias o narrativas que contar :P

Avísame si quieres que te envíe a la iguana pa que le de colazos jajaja. Aloha! Un abrazo Javier,

Lalo.

Desesperada dijo...

No puedo creerme que alguien sea tan adokaodksokdaoskfñosdkfosdkafokd. Yo, como Mariano, me ofrezco para una buena manita. Hay gente que sólo entiende así las cosas.

marmota dijo...

El talento es demostrable ... ¿cómo se las ingeniará este elemento para demostrarlo a partir de ahora?
Un saludo y muchas felicidades por ser la versión original del talento.

mgqeaol dijo...

Si es que hay que tener un cuidadito...
Me hace gracia ver que "mafiosillo" se pone Mariano. A mi me dejó leer su novela antes de publicarla y no ha pasado nada, sólo hay que elegir bien a las personas (cosa complicada por otro lado). Besitos

MAX Y LULA dijo...

Ten cuidado, no te vaya encima a demandar por ofensa al honor...

mi despertar dijo...

muy buen blog

vitruvia dijo...

¡No me lo puedo creer!, y encima te lo enseña ya publicado. Bueno, cojones hay que reconocérselos..

Mariano dijo...

A ver, Javier no quiero pecar de falta de originalidad, ¿pero qué está pasando para que no escribas desde el viernes?
Que conste que tengo a los bomberos prestos a salir para desatascar tus bolígrafos...

Álvaro Naira dijo...

Eh... ¿Esto es de verdad? ¿Te pasó? Porque yo me estaba partiendo con el microrrelato, dando por sentado que es ficción (me hace mucha gracia cómo escribes) hasta que me he encontrado con los comentarios.

Vamos, yo me lo creo todo desde que me pillaron un fotomontaje de mierda para rellenar un hueco de una revista de tirada nacional...

Clandestino dijo...

Joder con el amigo. Qué hijoputa.

Mr. Rockmántico dijo...

Me encanto mucho su relato, lo postée en Blogrelatos http://blogrelatos.wordpress.com/2007/11/12/por-que-los-consejos-no-sirven-de-nada/ un saludo nos vemos