Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



martes, 4 de marzo de 2008

El nuevo disco de Airbag





[Durante la lectura de este post os recomiendo que tengáis abierto en otra ventana el Myspace de Airbag, en especial la canción "Ahí viene la decepción". Se trata de ponerle banda sonora al artículo, pero sin liarla con los derechos de autor]


Siempre me pasa igual: cada vez que recibo un nuevo disco de Airbag sufro una pequeña decepción. Claro que se pasa enseguida: con la segunda audición mejora bastante mi opinión, y a la tercera ya estoy completamente cautivado.
Imagino que se debe a que mis expectativas suelen ser excesivamente altas: no sólo espero que el nuevo disco sea mejor que el anterior; espero que sea el mejor de la historia. Y es que Airbag es mi grupo favorito de todos los tiempos —con permiso claro, de Los Nikis y de Los Nikis de Queens (también conocidos como "Ramones"). Para haceros una idea aproximada de cuánto me gustan Airbag, bastará con un par de datos: su disco es el único que me he comprado en 2008. Y llevaba desde 2005 sin comprar ninguno. El anterior había sido «¿Quién mató a Airbag?», por supuesto.
Sí, sí, ya lo sé, se podrían decir muchas cosas acerca de mis hábitos de consumo, y seguro que a la SGAE le encantaría el debate, pero lo dejaremos para otro momento. Sólo decir que, si Airbag sacara discos más a menudo, yo aumentaría mi presupuesto para música.
«¿Por qué nadie conoce a Airbag?», me preguntaba Javierín hace unos días. Claro que él ponía su vocecita de mimos y acababa la frase con un "papi", pero la pregunta no dejaba de ser peliaguda. Sobre todo, porque los dos llevábamos una semana canturreando como locos las canciones del nuevo disco, y yo me acababa de dar cuenta de que quizás estuviera lanzando a mi hijo por la pendiente de la marginalidad y el rockanroll —por el mal camino, vamos—, sin tener en cuenta que las malas influencias no tienen que venir necesariamente de puertas afuera.
Así que, ¿qué decirle? ¿Me marco un clinic de tres minutos y le explico cómo funciona el mercado de la música? ¿O mejor esquivo la pregunta y nos vamos a echar unas canastas? Como no quería romper su pequeño e incipiente corazón de rockanroll, opté por la salida clásica: el elitismo. «Porque la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que es buena música», le dije. Con un par. Y no veas lo a gusto que nos quedamos los dos, con la música a toda pastilla y cantando/gritando "papa papa papá papá papá papapá".

El caso es que, más tarde, me quedé pensando en todo aquello. Rock y elitismo. Identidad y cultura urbana. Y mientras tanto escuchaba la mejor canción del disco, la del "papapa…" que no podemos quitarnos de la cabeza ni el niño ni yo. Se llama «Ahí viene la decepción», y es una de esas raras canciones pop en las que el título no es parte del estribillo —lo que le resta proyección comercial, a juicio del siniestro Julián Hernández—. Aparte de lo cañera que es, tienen una letra muy interesante.
Nos habla un chico que espera para entrar a un local en el que se escucha música punk o new wave (The Jam, en concreto), y de pronto aparece una chica espectacular, que lleva una camiseta de los Clash. El chaval sufre un deslumbramiento instantáneo —suponemos que tanto por el físico arrebatador como por la coincidencia de gustos musicales— y la entra sin contemplaciones. Pero enseguida se da cuenta «que no eras como yo imaginé que eras», porque «no sabías nada de los Clash, ni del '77; la camiseta era de temporada en H&M». De ahí, la gran decepción.

¿Había contado ya que Airbag es un grupo punk? Bueno, sí, punk ramoniano y tal —los alemanes más crueles lo llaman "Kinder Punk", hay que joderse—, pero, para mi gusto, se trata de la mejor música del mundo. Y esta canción, que no es exactamente punk en lo estético, sí que lo es rabiosamente en su mensaje.
No me refiero al sentimiento aristocrático de los punkis; y eso que, para quien recuerde los ochenta, es inolvidable cómo se sentían dos palmos por encima de los demás... claro que las crestas a base de jabón y las Doc Martens contribuían bastante. Ese orgullo grupal era algo compartido por todas las tribus urbanas de la época: mods, rockers, heavies... Es más bien un rasgo definitorio de lo contracultural, una autoafirmación como reacción a la marginalidad.
Creo que eran los de La Polla Records los que cantaban lo de "punkis de postal"; también hubo otro himno que rezaba "moda punk en Galerías"... Los punks "auténticos" se enojaban ante los "punks de escaparate", y Loquillo se jugaba su carrera discográfica con una travesura en una cara B: «No bailes r'n'r en El Corte Inglés», en la que aconsejaba: «agáchate, que te tienen que entrar bien». Todos, de manera más o menos rudimentaria, clamaban contra la utilización comercial de sus señas de identidad.
Cierto que sobre esto se podría debatir largamente —¿esas señas de identidad eran realmente suyas? ¿Seguro?—, pero es innegable que el poder del mercado es tan grande, que es capaz de devorar cualquier manifestación subversiva, desmontarla, y aprovechar su propio tirón para devolvernos el golpe. A los chicos de Airbag les ocurrió con una camiseta de los Clash —quizá los más comprometidos del movimiento punk— que ocultaba un corazón pijo hasta la médula.
No sé si Adolfo, el letrista del grupo, pensaba en Guy Debord mientras escribía esta canción. No sé si le interesa el situacionismo o la sociedad del espectáculo, pero su texto ilustra a la perfección lo que el filósofo francés definió como "recuperación", que es un mecanismo del mercado para absorber corrientes revolucionarias, vaciarlas de contenido y utilizarlas luego como iconos o reclamos comerciales. El ejemplo paradigmático es la foto del Che, la famosa.
En fin, que os recomiendo que compréis el disco de Airbag: no sólo mola mucho, sino que además son hasta filósofos, ¿qué más se puede pedir? A ver si otro día me acuerdo de hablar de otra de sus grandes canciones, «Fumador pasivo empedernido».
Por cierto, que el niño me ha pedido que le compre un niki de Los Ramones. ¿Alguien sabe si lo venden en H&M?

9 comentarios:

Luis López-Cortés dijo...

Airgbag no tiene nada que ver con Elvis Costelo, era mi referencia de tu gusto musical. No quiero entrar en discusiones absurdas, los gustos son de cada uno, pero este tema estaría fenomenal para Eurovisión. Seguro que a tu hijo le fascina, normal, es música muy comercial y pegadiza. Gracias por compartirlo. Ahora puedo decir que no me gusta, prfiero a Nick Cave :-)))

iamsogreat dijo...

Ays, qué prestos estos posts de preguntas del guaje. Pues yo tampoco los conocía, pero la canción esa tampoco está mal.

Eso sí, en H&M nada, pero en mi última visita a Zara taban por toes partes :-P

Antonio Toribios dijo...

Muy buena idea, lo de ponerle "banda sonora" al post.
Muy cierto lo del enorme poder de absorción del sistema. Me di cuenta de ello en los últimos 70, cuando Lobato empezó a vender las camisas militares cutres de Borrajo, a 5000 y -eso sí- lavadas y con escuditos en la manga.

Tu primo dijo...

TOO MUCH NOISE IN HERE...

Pour la musique, avant toutes choses (Erik Satie)

La letra... ¿con ruido entra?
Vamos a ver Javi, hay que fijar conceptos...
Uno: si ellos, los Airbag, se definen como grupo pop, ¿por qué tú los tildas de punkies?
Dos: hablando de recuperación, ¿por qué se cita a Debord y a los situacionistas en un sitio como éste? ¿te suena Greil Marcus y el periodismo-basura (o era sucio) de Rolling Stone?
Tres: no creo que sea cruel sino descriptivo denominar a esa tendencia musical "kinder punk", siempre y cuando se traduzca como "punk estúpido" o "punk americano" (aunque sea producido en Málaga).

Cómprale la camiseta de Los Ramones al niño, hombre, y dile que, pronto, le llevarás a Madrid, a ver el musical que harán sobre ellos...

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Querido primo:
Aquí va a haber sangre... xDDD
Bueno, no será para tanto. Pero si quieres puntualizar, puntualicemos.

Punto primero: Pop y punk.
Cuando el grupo se autodefine como "pop" entiendo que lo hacen en el sentido actual, cultural, de "música pop" o "popular", que se diferencia de la "música clásica", de la "música tradicional o folk", de la "música experimental o de vanguardia", etc. La música pop tiene distintos géneros: el rockandroll clásico, el surf, el powerpop, etc. El punk puede verse como un subgénero del rock o como una corriente propia.
Si les tildo de punkis es —más que por este último disco— por su trayectoria anterior, en la que siguen el "canon" clásico de los Ramones, que son el mejor exponente del punk norteamericano (el molde que todos calcaron).
Puedo admitir cierta "manga ancha" con las etiquetas que pongo, pero creo que "punk" es la más adecuada.

Punto segundo: Debord.
Debord explicó el punk mucho antes de que apareciera. Claro que no era tan difícil: los dadaístas ya habían hecho algo parecido, sólo que en versión "alta cultura".
Claro que, como sucede muy a menudo, las explicaciones sociológicas van por un lado y la realidad por el otro. Y no es menos cierto que muchos protagonistas de la realidad no son conscientes de lo que implican sus actividades ni, incluso, de lo que realmente están haciendo.

Punto tercero: Kinder punk.
"Punk melódico" es el término neutro, pero me resulta demasiado antitético. Lo de "punk estúpido", como opinión personal, no está mal; aunque creo que los fanáticos del género ya se autodefinen como "cretinos" (por el "Cretin hop" ramoniano, supongo), que es muy parecido.
Sin embargo, no creo que sea tan tonto: es un género, nada más. Explota los tópicos de la eterna adolescencia, el rechazo al mundo adulto y las responsabilidades, etc.
La maldad está llamarle "kinder punk", "punk para niños", y se hace desde una perspectiva más "hardcore", diciendo despectivamente "nosotros somos los buenos". Claro que el punk para adultos —aparte de algo incomprensible— imagino que se aplique al punk radical, destructivo, feísta, etc. Vamos, que a veces es mejor ser un niño. Incluso un poco cretino.

De lo del ruido y tal… bueno, imagino que es difícil prescindir de los criterios propios. Recuerdo que mi abuelo Graciano opinaba que el Dúo Dinámico, más que cantar, "ladraban".

Me alegra verte por aquí, un abrazo.

Luis López-Cortés dijo...

Estos poperos del tres al cuatro son Kinder buenos, no pueden (ni deben) etiquetarse. Musiquita para chavalitos, eurovisivos, duraran tres telediarios (como Rajoy). El movimiento Punk es más amplio, mucho más ambiguo que estos chicos malagueños… no han comido nunca pan negro.

Anónimo dijo...

Sigo a AIRBAG desde hace años, tengo todos sus discos, maquetas... les he visto como seis o siete veces en directo... en fin que me encantan.
No creo que sean poperos del tres al cuarto, sólo con escuchar su último disco eso debería quedar claro. Hay una evolución enorme, una mezcla de influencias y una madurez que se sale del vinilo. Las letras están muy trabajadas y el sonido que tienen es increíble.
Su primer largo es muy rápido, las canciones empiezan y acaban sin darte cuenta con unas melodías cojonudas. El último, como ya he dicho es algo más calmado (tiene buenas bombas como "La Estrella Invitada"), pero no tiene tanto "punk".

A la pregunta... ¿por qué nadie conoce a AIRBAG? quiero decir:
En el último concierto que estuve en Madrid éramos unas 600-700 personas, algo que para ellos es bastante.
Tienen como productora a Wild Punk Records (antes tenían El Ejército Rojo), por lo que no es una productora "pudiente". Son más independientes y se mueven en un círculo muy reducido. Con lo cual, no hay prensa ni tv. AIRBAG tiene vídeos musicales que no salen en MTV. No tienen mucha promo. Ahora están presentando el disco por toda España y aparecen reseñados en el Mondo Sonoro en tres líneas...
Si quieren que se les conozca, deberían saltar de productora, aunque ellos no quieren, les va muy bien en WPR, con sus conciertos, sus giras, su AWEEZER, su todo. Los Queers se llevaron a Jose (batería) en algún concierto, y en el "pequeño" círculo que nos movemos, son de lo mejorcito del panorama.

Dile a tu hijo que aguante AIRBAG y siga escuchando buena música.

Anónimo dijo...

m quedo con la respuesta a tu hijo.. y nada mas k objetar, y eso que dicen chavalitos y eurovisivos??? que miren su discografia y digan cuantas veces aparecieron en los 40 o en mtv, solo decir k son un gran grupo de rockandroll, q tocan la musica k le gusta se divierten y nos divierten, sin mas un saludos a todos los fans de airbag desde jerez de la fra.

Jorge dijo...

Jeje,esto lo he pillao muy antiguo,pero vamos que decir,que el grupo hace la música que creo que le mola y le gusta hacer no? y lo digo yo,que me encantan,y si,también me encantan grupos como Cock Sparrer,Exploited,GG allin y demás punk "del de verdad" como dicen no? estos no hacen punk y los nikis también eran fachas....

El punk en verdad no es pasar de todo,hacer lo que te salga de la polla, y demás? o que pasa,que es mas punky ¿evaristo? ains evaristo,un tio muy a la moda y vendiendo muuuucho material y cobrando algo por sus conciertos que los airbag,unos chavales que hacen la musica que les mola con unas letras simplonas y quinceañeras? pues nada señores,soy un popero,eso si,también escucho a grupos malos como a GG ALLIN...