Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



miércoles, 13 de febrero de 2008

Lo que se aprende en un máster



Aseguraba Sócrates que enseñar no consiste en infundir conocimientos al aprendiz, como si fuera un recipiente vacío que pudiéramos rellenar; al contrario: se trata de hacer que llegue él mismo a las conclusiones correctas, puesto que todo el saber —lo que el llamaba "verdad— está ya en nuestra mente. El docente se limita a ayudar al alumno a extraer ese conocimiento, a "sacarlo de sí mismo". Se cuenta que este método le llamó "mayéutica" (que vendría a significar "obstetricia") en parte por seguir con la alegoría del dar (a) luz y en parte como homenaje a su madre, que era comadrona.
El caso es que yo nunca me había tomado muy en serio estas ideas socráticas, aunque mis últimas experiencias en el campo de la enseñanza de postgrado me están haciendo replantearme viejos prejuicios. No, no; no quiero decir yo ya supiera contabilidad y lenguajes de programación SQL por ciencia infusa, o que siempre haya llevado en mi interior —aún sin ser consciente de ello— un debe y un haber que balancear al final de cada ejercicio. Qué va, ni mucho menos.
Lo que he descubierto es que lo verdaderamente importante que se aprende en este máster —y supongo que en todos los másteres—, lo esencial, ya lo sabía. Me explico:
Resulta que, ahora que está tan de moda hablar de competencias, de currículo y demás ciencia-ficción de la educación, en mi curso se busca potenciar una habilidad social tan decisiva como es el trabajo en equipo. Y, para ello, se recurre a los trabajos en grupo.
Esto, que en principio no pasaría de ser un mero inconveniente más, es sin embargo una fuente constante de conocimiento, personal, psicológico y del medio. Y es que, como salimos más o menos a trabajo por semana, no ha sido muy difícil observar todas las posibles actitudes humanas ante las tareas colaborativas. ¿El saldo? Bueno, supongo que muy positivo... en especial, para los individuos más avispados, más adaptados al medio y más capaces de... dejar de que otros hagan todo el trabajo y luego compartir con ellos méritos y calificaciones.
En fin, que después de varios traspiés, yo mismo —como si el propio Sócrates me hubiera guiado de la mano— acabé por comprobar que, efectivamente, el trabajo en equipo es una falacia. No funcionaba en la escuela (y eso que a mí me tocó el plan experimental, con Logse y todo, y probablemente los mejores profesores del mundo mundial y parte del extranjero), no funciona en el medio laboral, sigue sin funcionar en la universidad y, probablemente, no funcionará nunca.
Es triste comprobar que, para aprender esto, no me hacía falta un máster. Porque, en realidad, yo eso ya lo sabía. Pena de matrícula...

10 comentarios:

Roberto dijo...

Si te sirve de consuelo yo me di cuenta de lo mismo en otro Máster... claro que la matrícula corrió a cargo del Ministerio de Industria, cosa que hace que duela menos.

En el trabajo en equipo siempre se da la figura muy conocida en economía, referida a los bienes públicos, denominada del free rider o usuario gratuito. Es decir, alguien que se aprovecha de lo que hacen o pagan los demás sin pagar él nada o sin marcarla escudándose en lo común e indivisible del bien o del trabajo en cuestión. En mi pueblo, que no dista mucho del tuyo a esta clase de personas de toda la vida las hemos llamado caraduras (o cosas más sonoras que no deben expresarse en horario infantil).

Un abrazo.

cacho de pan dijo...

amigo: siempre hay que pagar en cuotas, cosa de que la estafa no sea tan costosa.

en cuanto al post anterior, un solo y escueto comentario: ¿cúanta gente alardea, con tarjeta o sin ella, de ser persona?

Estilografic.blog dijo...

Claro: eso te pasa por ser del tipo "currante". Si fueras del tipo "vago" estarías tan contento con el Master.

Iván O. dijo...

Yo por suerte me libre de máster y directamente empecé con el doctorado; por suerte, en los doctorados/másteres de humanidades se potencia más la individualidad y escritura personal de los trabajos, y no tienes chupópteros que se aprovechan de esfuerzos ajenos. Pero aún así yo siempre he sido, quizás por mi carácter perfeccionista, de los que se deja los ojos sobre la pantalla del ordenador y la yema de los dedos sobre las teclas, y si otros se han aprovechado de mí, sabiendo que mi esfuerzo posteriormente sería recompensado (con una nota alta, claro está, o con algo de reconocimiento por parte de mis profesores), se ha visto recompensado.
Saludos, me gusta tu blog.

Jovekovic dijo...

Javi, has dicho una de las más grandes verdades de la historia. El trabajo en equipo, la capacidad de liderazgo, la proactividad, la asertividad, la empatía dinámica grupal y demás zarandajas inventadas por esa secta nefasta. que son los "especialistas" en RR.HH, son todas ellas mentira, una mentira grande como ir hasta la Argentina y volver.

Jovekovic dijo...

Espero que no te quedes sin vecaciones por haber pagado el curso de maestría ( lo digo en lugar de máster, para joderles)

franKeinas dijo...

Yo creo que tiene mucha razón Sócrates. Cuando pienso en mi época escolar (que tampoco fue hace tanto tiempo) apenas me acuerdo del 2% de todo lo que me enseñaron, pero lo que si me ha quedado es la manera de pensar y de afrontar los problemas que copie de algunos buenos profesores que tuve.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola hermanito:

Dos reflexiones:

- Respecto a ensenhar:
Es curioso que hables de este tema.... d'ejame que comparta contigo y tus lectores una historia reciente: hace tres semanas tuve que dar un curso de suscripci'on m'edica a un doctor en medicina y una suscriptora que lleva suscribiendo m'as anhos que tengo yo..... Como corresponde en la industria en la que trabajo, el reasegurador es el que tiene el conocimiento, el que posee la experiencia y el criterio, el juicio, el que sabe en definitiva, por eso uno de nuestros principales clientes portugueses me envi'o a su nuevo m'edico y la suscriptora ma's experimentada de la companh'ia para que les diera yo un curso avanzado y muy espec'ifico, para que les ensenhara a seleccionar los riesgos..... y yo me preguntaba, qu'e puedo ensenharles yo a esos dos individuos que no sepan? Evidentemente al doctor no le puedo explicar nada de la anatom'ia y fisionom'ia, ni de pron'ostico de enfermedades, ni de co-morbilidades, poco sobre factores de riesgo... y a la suscriptora, que le voy a ensenhar??? Qu'e puedo hacer?? Pues bien, lo que pude hacer y por suerte fue acertado, fue crear el ambiente para dejar que cada uno de ellos sacara sus conocimientos y los aplicara a casos concretos te'oricos y pr'acticos..... uuuufffffff.... Se fueron muy contentos diciendo que hab'ian aprendido mucho!! .....jajajajaja....

Anónimo dijo...

- Respecto al trabajo en equipo

En realidad qu'e es el trabajo en equipo? Suponemos que es que todos y cada uno de los miembros trabajen coordinados para alcanzar un objetivo com'un. Asumimos que cada miembro sabe qu'e parte le corresponde y la ejecute, pero, qui'en distribuye el trabajo? Se necesita un l'ider para que asuma ese rol y entonces el resto pasa a ser mero ejecutor (es eso un equipo o pasa a ser una jeraqu'ia organizada?). En la pr'actica, si no hay un l'ider que distribuya el trabajo, "controle" y apoye a cada miembro y coordine esfuerzos, el equipo se desintegra y pasa a ser un n'umero de individuos.

Otra cuesti'on es la motivaci'on, todos nos movemos por alg'un motivo, porque al final del esfuerzo recibimos una recompensa ya sea emocional, econ'omica o de otra naturaleza. En el mundo laboral, qu'e es lo que cuenta? Por qu'e nos eval'uan a final de anho? Por la consecuci'on de los objetivos, cu'antos son objetivos de grupo? Un porcentaje muy pequenho... Yo te pregunto, en tu m'aster, c'omo califican los trabajos de grupo? C'omo computan en la nota final? Entonces, en qu'e se va a esforzar m'as la gente en general?

Tambi'en pregunto, qu'e sucede en el f'utbol, deporte de grupo por excelencia? sin entender lo m'as m'inimo de balones y de pies, me viene a la mente uno de los equipos m'as importantes de este pa'is los anhos pasados, club lleno de figuras pero con dificultades para hacer equipo. Puede ser que cada uno tenga objetivos propios que no coincidan con los del equipo? Qu'e es m'as importante? Y qu'e sucede finalmente con todos esos figuras que fracasan en equipo pero otros equipos los fichan por lo fant'asticos que son? Es realmente importante hacer equipo?
O qu'e le sucede a la selecci'on espanhola? Los mejores futbolistas del pa'is saben hacer equipo?

A mi modo de ver, muchos l'ideres en un equipo no se ponen de acuerdo y muchos seguidores juntos no pueden seguir a nadie....... Est'a todo el mundo capacitado para trabajar en equipo?

Y por 'ultimo, volviendo al aula (o al mundo laboral), por qu'e permitimos que esos listillos lleven los m'eritos?
Me temo que ah'i estamos vendidos, ya que vale con hacer una pequenha, insignificante aportaci'on para poder decir que se ha participado...

Y despu'es de todo este rollo, comparto la definici'on m'as acertada que he escuchado
TEAM: Toll Ein Anderer Macht's
Anda, hermanito, traduce.... jajajaja...


Un beso
Ali

PS. disculpad mi rara ortografi'a pero en este teclado no puedo escribir ni acentos ni "enhes"...

Mariano Zurdo dijo...

Yo tardé un par de máster en llegar a semejantes conclusiones, así que al menos te has ahorrado la mitad de mi camino.
La próxima vez que te dé por estudiar otro postgrado, llámame y yo te quito pacíficamente la idea de la cabeza. O no.
Besitos/azos.