Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



martes, 11 de diciembre de 2007

¿Se liga en las bibliotecas?


Que no se entere nadie, pero yo soy bibliotecario diplomado. Incluso una vez, con oposición de por medio, llegué a ejercer de bibliotecario interino durante casi un año. Y os puedo asegurar que el asunto del ligoteo no aparece ni en los temarios de la carrera, ni en los reglamentos de régimen interno, ni en el famoso "Manual de bibliotecas" de Carrión.
¿Que a qué viene este rollo que estoy soltando? ¡Ah, pues no haber entrado!
El caso es que hace unos días tocó reunión familiar —triple cumpleaños, ahí es nada lo que trae diciembre— y, como no teníamos nada mejor que hacer, nos pusimos a arreglarle la vida a Suco —que es mi hermano mediano más querido— y que últimamente anda quejándose de que las chavalas ya no son lo que eran, y de que liga menos que Robinson Crusoe. Que dice el pobre que ya ni sale, que total, ¿pa' qué?
Y claro, en ese asunto, quien más, quien menos tiene su receta mágica. Que si tenía que peinado, que si modernizar el look, que si cambiar de bares y especializarse en las de la "segunda vuelta", que dice el gran Jesús Ramos… Vamos, que al buenazo de Suco le llovió tanto cachondeo, que se le acabaron quitando las ganas de ligar y de todo.
Más tarde, dándole vueltas al asunto, te das cuenta de que la situación es peliaguda: ¿dónde diablos se puede ligar ahora? Porque para discotecas ya no está uno —¿todavía hay de eso, por cierto?— y lo de ligar en los bares está bastante complicado cuando ya pasas de los treinta. Y además, ligar, lo que se dice ligar, es una actividad académica. Quitando a los cuatro afortunados tocados por la gracia divina —esos de los que decía Neruda que «las mujeres se arrodillaban a su paso»— para el común de los mortales lo de conocer chicas se hace en clase. Y vale antes, durante, después o incluso "en vez de", pero lo del flirteo es una actividad que debería figurar en el plan de estudios, y hasta contar como créditos de libre elección, porque, a fin de cuentas, para algunos acaba siendo la principal actividad de sus años de estudiante. ¿Que no? ¡Venga ya!
Total, que yo creo que mi brother lo que debería hacer es sacar un par de horas para apuntarse a algún cursillo, o estudiar francés en la escuela de idiomas o incluso colarse en algún centro de enseñanza; lo que sea, pero que esté cerca de una biblioteca. Porque algo tienen los libros —¿será el glamour de la cultura?—, pero no hay mejor sitio para entrar a alguna pecosa que una biblioteca.
Y, si no, ¿qué hacen las bibliotecas tan llenas de carpetas, con todas las plazas ocupadas, y nadie dentro? Porque los lectores están fuera, a la puerta, haciendo un descansito más para tomar café, echar un cigarrín y, de paso... pues lo que se tercie. ¿O no?

31 comentarios:

Exiliado dijo...

Cuándo pasas de los treinta no recuerdo ya, pero al pasar los cuarenta te digo sin exagerar que no ligas ni con mediación divina, salvo que seas George Clooney ( y eso, si la chica no está al lado de una máquina de "café expreso").
Dale un abrazo de mi parte al bueno de Suco.

Rubén dijo...

Y no le habéis recomendado internet. Requiere un poco de paciencia, pero yo creo que muchos consiguen ligar en esos chats de más de 30 y más de 40, que después todo el mundo miente y se quita una década tranquilamente... pero yo visto lo visto, a la fecha no lo descartaría. Además podría ser complementario. Puede ir a la biblioteca, y llevar el portátil para duplicar efectivos... ¿qué tal?

Carlos Añejo dijo...

Me vas a perdonar pero a Robinson Crusoe le conocí yo en una convención de náufragos y el tío es un ligón de mucho cuidado.

Iván dijo...

Desde luego hablar en susurros resulta mucho más sensual.
Yo estaría como tu hermano. Tampoco he sabido nunca ligar. Sé que hay cursillos (en serio) aunque seguro que como pareja le tocaba a otro hombre. Y las prácticas seguro que no son tan entretenidas de esta manera.
Siempre he pensado que las bibliotecas son sensuales. Al menos para los que les atrae la inteligencia más que lo físico. Alguien con quién tener una buena conversación antes de avanzar por otros caminos...

elita dijo...

Vaya, qué nostalgia me ha entrado. Esos años mozos, irrepetibles... los cafés-pausa en época de exámenes, bibliotecas i miraditas que se cruzan...
Como mujer, y que conste que yo tampoco soy una experta en ese arte, creo que el morro es esencial en esos menesteres... ¿No se dice que los hombres cuanto más maduros más sexys? ¡Pues a explotarlo!

Besitos.

Clandestino dijo...

Pero vamos a ver, aquí quién es el bibliotecario?? tú no? Pues entonces tú sabrás, vamos digo yo.

Yo de todas formas, tengo un estudio hecho sobre ese tema, sobre ligar después de los treinta que publicaré dentro de poco. Tiene 1.500 páginas, pero es muy fácil de leer.

Vamos que ligar después de los 30 es muy jodido.

Juli dijo...

Javi, no sé si ya te he dicho alguna vez que mis dos tipos de mujeres favoritas son las camareras y las bibliotecarias (mejor aún, las becarias de biblioteca). Será porque me reparto la vida entre bibliotecas y bares, pero el caso es que es bastante larga la lista de preciosas y majísimas mozas -y no tan mozas- que me han atendido detrás de un mostrador, sirviendo libros o jarras de cerveza, y que me han robado un poquito el corazón. Y es que ¿qué haríamos sin bares, libros y mujeres?
Eso, sin contar las otras mozas que uno ficha en unos y otros tugurios para viciosos del estudio, del paseo de los apuntes, del bebercio y del rock. Sólo que, claro, la ventaja de las fijas es que sabes que están ahí, que te pasas el viernes por la noche casualmente por equis bar y está la rubia, o la morena, o la pelirroja esa tan maja. O que casualmente demoras hasta las dos acercarte a devolver el libro que tenías en préstamo y está esa preciosidad de ojos castaños y generoso escote. En fin, qué recuerdos...
P.D. Recuerdos muchos, ahora que ligar, poco, pero que muy poco, cagüentó).
P.D. (2) Ha bajado un poco el Inter ¿no te parece?

Mariano Zurdo dijo...

Para la estadística: a los 37, siendo zurdo, viviendo en Madrid, llamándose Mariano y un largo etcétera de características más NO se liga nada.
He dicho.

Luis López-Cortés dijo...

Sugestiva foto nos regalas Javi. Nunca había bajado los ojos de la mesa en una biblioteca (o libroteca que diría un alumno).
Ahora en serio, creo que el amor no hay que buscarlo aparece sin proponértelo. Saludos.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

A ver, ¿no hay ninguna voluntaria capaz de quitarle la razón a Mariano (y de paso darle una alegría al chico)?

Miguel Gaona dijo...

Gracis por la visita, y sin ningún problema esperamos más vueltas por el pan y los peces.
Interesante asunto el de las bibliotecas, y habría que considerar esa tremenda soledad en términos no sólo de libros y fortuitas pecosas extraviadas, sino de bibliotecarias además, que las hay de todos tipos.
saludos!

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Exiliado, bienvenido; menos mal que escribes mucho mejor de lo que ligas; si no, íbamos listos. De todos modos, tengo entendido que hay mucho mercado a los cuarenta...

Rubén: mira que mola el dibujín ése que tienes. Yo creo que lo del internet para ligar... ¡uf! Como dicen las abuelas hablando de la reproducción in-vitro: «¡Como lo antiguo no hay!». Pues eso, que casi es mejor lo clásico, face to face, ¿no?

Carlos: pero tío, ¿tú no te habías ahogado? Claro, tanto Primer y tanta peli rara, al final así no hay quien descanse in pacem... Por cierto, que me alegro de verte/leerte. Un abrazo.

Querido Iván: igual es ese el encanto de las bibliotecas, lo de la voz susurrada. Y lo de las clases de ligar... bueno, ¿qué tal está la profesora de prácticas? Porque eso es lo más importante, ¿no?

Amiga Elita, me parece muy oportuna esa puntualización: el morro. Es verdad, con educación se puede llegar lejos, pero con mucho morro y una cara bonita... ya no hay fronteras. ¿Por qué os gustarán tanto a las chicas los caraduras?

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Mi admirado Clandes: A mí, como bibliotecario, de la cosa erótico-festiva sólo me tocaba la catalogación. La investigación más a fondo, con fase práctica, yo creo que era cosa de los lectores.
Y sobre ese estudio tuyo, ¿las 1500 pages son páginas o pajinas? Y menos quejarse, que no haces más que tumbar por ahí a novias noruegas y tal, con tanta calle Sacramento que te pateas...


Julián, compadre: tú sí que sabes: Bares, bibliotecas y r'n'r...
Por cierto que lo del Inter no sé cómo va; nos han trasladado provisionalmente (por obras) al Paraninfo. Y allí sí que está la cosa pero que muy malita.


Compañero Mariano: ¡Venga ya! Que yo leo tu blog y no cuela... Que tienes veinte o treinta declaraciones de amor en los comentarios de cada post, bandido...
¡Para que luego digan que los escritores no se comen una rosca!


Luis "Asfoso": me alegra que te guste la imagen; cosas del fotosop, porque tuve que "fabricármela". ¿Te puedes creer que no hay forma de encontrar por la red alguna imagen "sugerente" de tema bibliotecario?
Y sobre la espontaneidad del amor, cuánta razón tienes. Lo que pasa es que yo creo que mi hermano amor, amor no es que busque... más bien lo que quiere es ligar, no sé si me explico...


Miguel Gaona: Un placer verte por aquí. Cierto eso de las bibliotecarias, la tipología y la soledad... A mí me marcó mucho la bibliotecaria de "Escupiré sobre vuestra tumba", de Vian.

joaninha dijo...

Ya, pero eso es como todo, que al final nadie se atreve a decir un simple "te invito a un café"...
Yo ahora voy al gimnasio por que me paso el día sentada en el trabajo, y ahí todo el mundo se mira pero nadie se dice nada :-)
Reconozco que yo no me atrevo ;-P
Ah!, y en la biblioteca nuuuuuuunca nadie me dijo ni mú!, a lo mejor alguien liga, pero yo...

http://vitruvia.wordpress.com dijo...

Poco consejo puedo dar. Una lleva ya unos quince años fuera del negocio, jajajajaja, y que me dure, porque visto lo visto, a estas edades........jajajajajaja.

AdR dijo...

Yo he visitado muchas bibliotecas y nada oye, no se liga nada, ni en la Universidad... claro que tampoco lo había intentado, habiendo libros de por medio no le echo cuenta a nada ;P

Un abrazo

Da Gurl dijo...

Pues estoy contigo! Que se apunte a algun curso, mira, te aseguro que en uno de cocina conocera puras mujeres!!! Si le fallan los cursos y las bibliotecas pues entonces, que vaya a un sitio web de "dating" como match o algo asi y si esto le falla pues que sus conocidos empiecen a regar la voz de que un hombre soltero busca mujer soltera a ver si lo empatan con alguien :p

Saluditos

Mariano Zurdo dijo...

¡Protesto!
(No sé por qué pero protesto.)

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Para mí que protestas porque aún no ha salido ninguna voluntaria...

Mariano Zurdo dijo...

Efectivamente, Javier, por ello protesto.
Esperando me hallo.

elita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elita dijo...

Pues yo conocí a mi pareja en la biblioteca de la facultad. Pero ni miraditas ni frases célebres ni nada de nada. Empezamos con el pie izquierdo, yo era la que le robaba el sitio en los ordenadores...

Exiliado dijo...

Me sumo a la protesta del señor Zurdo, pero yo sí sé porqué: no me ha gustado la película de la tele. Ni siquiera a mencionado el problema del ligue "pos-treintático".

Estilografic.blog dijo...

Javier: cagando, los lectores que dejan las carpetas dentro están cagando. Que no queria decirlo así de claro, pero es que luego se malinterpretan los actos.

abuelonet..com dijo...

Amigo Javier desde esta Córdoba te deseo pases unas felices fiestas de Navidad y un Próspero Ano 2008 de este abuelo que nunca de olvida-
Un abrazo

Raquel dijo...

¿será que se nos acaba la imaginación para tales menesteres cuando nos hacemos mayores y que cada vez nos cortamos más?

leo dijo...

Me has tocado la fibra sensible con esta entrada: toda la vida estudiando en bibliotecas varias y jamás, jamás, jamás ligué nada de nada. Qué injusto es el mundo, con la ilusión que me hacía a mí lo de echarme un novio en la biblioteca...
Un saludín.

Lulu dijo...

Javier... y si prueba en el super??? no lo digo en broma que conste. A los sajones parece gustarles mucho ligar en la seccion de chocolates, la de verdura es pequenhita y suele estar vacia y la pescaderia... huele :(

La internet MALA IDEA.

Leo, asi que eres tu quien se llevo a mi leon de peluche !? como te pille...

Mariano Zurdo dijo...

Javier, sal ya de la biblioteca, hombrepordios.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

¿Salir de aquí, con lo animado que está esto? Ni loco, hombre.
Mejor pasa tú, Mariano, que seguro que ligas...

SirMcLois dijo...

si yo te contara lo que ocurre en las bibliotecas...