Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



miércoles, 5 de diciembre de 2007

Progreso [antipoema]

Tres mil y pico megaherzios
doble procesador
cinco gigabytes de ram
y el caché más alto del mercado;
bahías y puertos,
periféricos, teleféricos,
bluetooth, blue-ray,
blue-velvet...
pantalla plana de cristal líquido
conexión inalámbrica
teclado partido
y ergonomía en el ratón;
tres millones de líneas de código
—propietario, claro está—
accesos directos, alias
la cima de la civilización,

y todo para jugar
un triste solitario
y ver
películas porno.

12 comentarios:

Raquel dijo...

Sí, muy bien dicho :-)

Iván dijo...

Je je...
Y poner el emule... Para bajar porno.

AdR dijo...

Pues sí, triste realidad, tantas características técnicas y cachivaches para que al final algunos lo usen para una cosa solo.

Un abrazo

iamsogreat dijo...

Jo, y yo que estreno portátil... Aunque tienes razón, solo me ha servido para ponerle los cuernos al antiguo solitario con el mahjong.
Saludito

Antonio Toribios dijo...

Sí, es lo que pasa con la tecnología, que usa medios supersofisticados para mandar al otro extremo del mundo chorradas que no merecerían ni ser formuladas en voz baja.

Jesús dijo...

Porno, solitario... antes yo creo que se trata de acceder a lo que decía Eric Reinholz, se busca ante todo conectar con relaciones de intercambio en red (ongoing relationships), en una suerte de nostalgia de la comunidad real. en tiempos en que lo real ya no pueda definirse cartesianamente.

elperdedor dijo...

Mmmm… querido Javi, te estás convirtiendo en un poeta de verso en pecho. Así me gusta. No te extrañe tanta complejidad para un hecho tan simple: echarse un solitario. A la realidad hay que tunearla un poco ¿no te parece?

Un abrazo

http://vitruvia.wordpress.com dijo...

Podemos vestir nuestra realidad con los más sofisticados modelos, pero ella siempre llamará a nuestra puerta, completamente desnuda.

Dr. Espinosa dijo...

Lo que demuestra que el hombre sigue siendo aquel viejo mono que para partir una pequeña nuez utiliza la piedra más grande que encuentra.

Rubén dijo...

Sí, la cosa tiene gracia. Es como el que construye un gran tunel para que circule por dentro un desfile de hormigas.

elita dijo...

Tanto para tan poco... hay que ver.
Qué bien haber pasado por aquí.

Besos.

Lulu dijo...

Que bueno...