Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



jueves, 5 de febrero de 2009

Toponimia urbana y blogosfera



Resulta que, como aún queda gente que no sabe ni lo que es el RSS, ni un agregador de feeds, ni siquiera qué puñetas puede ser eso del “feed”, al final hace falta recurrir al antiguo –pero infalible– método del papel prensa para difundir las mejores iniciativas de la red. Como en el siglo XIX, vamos.
Y es que estos días se está cocinando en internet –o, al menos, en la parte cántabra de internet, si se me permite la licencia geográfica–, una curiosa “guía” turística, que a buen seguro desatará la polémica: “Recorrido franquista por Santander”. Detrás de la idea están Cachuco (cachuco.com) y a Óscar (diasdesur.net), dos blogueros de pro, decididos a identificar, con la ayuda de quien buenamente quiera, los puntos “azules” del casco urbano. Sólo que, a falta de paneles amenazantes y sablazos –como se las gasta la DGT con sus puntos negros–, se tienen que conformar con señalarlos en un mapa; mapa interactivo, eso sí, y que, tecnología de google mediante, permite a cualquier usuario de la red darse un garbeo, en cosa de segundos, desde la “Plaza del Alzamiento” hasta el monumento a los caídos “por Dios y por la Patria”, allá por el faro de Cabo Mayor –que ya tiene miga mentar precisamente ahí las “caídas”–, pasando por la calles Falange, División Azul... Así hasta treinta.
Y predigo que habrá bronca, porque cuando uno lee que la interminable avenida del general Dávila se llamaba antes “El Alta”, enseguida habrá unos que defienda que lleva el nombre del militar que liberó Cantabria, y quien afirme que lleva el nombre de quien la invadió. ¿Sobra apasionamiento? ¿O falta “memoria”? Como bien señala Cachuco en su blog, la ley de Memoria Histórica obliga a retirar todos los símbolos de la dictadura; pero parece que hay consistorios que precisan de una dieta estricta de rabos de pasa.
A buen seguro que, si Fidel Dávila siguiera aquí, con su uniforme de gala, su sonrisita meliflua y su bigotito con brillantina, el himno de nuestra capitalidad cultural estaría claro: una buena marcha militar.

6 comentarios:

cachuco dijo...

Guau tio, he de agradecerte el nombramiento, la erdad es que no lo había leido hasta hoy que me ha llegado al "RSS2, jeje.

Ya sabes que puedes participar si ves que nos hemos dejado algo por incluir.

Un saludo.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Claro que no lo habías leído hasta hoy... ¡Si sale en la edición de hoy de Alerta!
Por cierto, se me ha olvidado poner un link, ahora lo arreglo.

Saludos.

cachuco dijo...

jeje, ya lo tengo en casa... ya sabes, uno que no está acostumbrado a ver las cosas del blog en la prensa, ;)

Ing. Cardioide dijo...

Sr. Llamazares! Hasta que escribe algo! jajaja xD Acaso se fue de crucero por un buen tiempo alrededor del mundo y hasta hoy regresó a Santander? jajajaja...

En fin, yo voy saliendo de una amigdalitis y de un resfriado... carajo >( pero ni modo, quién me manda a tomarme las cervezas tan heladas jajajajajajaja xD

Ahola! Saludos! [y si fue afirmativa la pregunta del crucero, cuente cuente! jajaja] Un abrazo!

Lalo.

Ra dijo...

Lo he encontrado en el blog de La Clandestina, y vengo a felicitarle, me ha encantado.

Un saludo.

Oskar dijo...

Aquí el maleducado de Oskar, que hasta ahora no me he podido sentar a darte las gracias por la referencia en el periódico. Ha sido un trabajo interesante de hacer.

Lo dicho, muchas gracias y un saludo!