Este blog ya no está activo. Por favor, visita mi nuevo blog en El Diario Montañés: Llamazares en su tinta.



martes, 20 de mayo de 2008

Calamaro y el divismo


Andaba yo anoche algo inquieto, saltando de un canal a otro en busca de alguna peli de la Kinski con la que ir cerrando el ojo —o de la "Jolín", aunque fuera—, pero nada. Y es que parece que últimamente sólo se pueden reponer películas relativamente nuevas y, a ser posible, de éxito masivo (y calidad discreta, claro). Y no es que pida el blanco y negro de los años dorados de TVE-2, pero es que no hay ni un triste rescate del "Hotel New Hampshire", por recordar uno de los papeles más salvajes de la buena —buenísima, precisaría yo— de Nastassia.
El caso es que allí andaba yo, medio dormido ya, cuando me enganchó el telediario de La 2, el nocturno ése en el que sale Carlos del Amor, que aparte de hacer malabares con las cejas es un auténtico fenómeno del periodismo y firma junto a su equipo el mejor noticiario de la tele. Y el único que merece la pena ver, por cierto.
Lástima que anoche el invitado fuera Andrés Calamaro. Y digo "lástima" no porque no me guste la música de Calamaro, que sí que me gusta —o, más bien, me ha gustado más que me gusta, pero en fin…—, sino porque el "artista" iba precisamente de eso, de artista, y estuvo tan en su papel que acabó por resultarme repelente. Para mí que fue un ataque de divismo, o algo así, pero yo juraría que el tío dijo, palabras más, palabras menos, que «acepto que me pirateen, que la gente se descargue mis canciones, que se las grabe, incluso que se las regale a los amigos. Pero lo que no acepto es que mi disco no esté entre los treinta más vendidos del país». Y me preguntaba yo que qué estaría queriendo decir el pavo este, cuando lo matizo: «¿Qué le pasa al público en España? Son ellos los que deberían ir al diván [del psicoanalista, se supone]; yo ya hace tiempo que hice mi elección». Y, cuando ya estaba seguro de no entender nada, llegó el remate: «El público español está demasiado ocupado con el fútbol, con internet, qué se yo…». Colosal.
El caso es que igual yo lo entendí mal, no sé, pero es que sigo alucinando —en colores, como decíamos antes— con el morro que puede llegar a gastarse el prenda este. Que se cabree porque sus discos ya no venden, lo puedo entender. En fin, nada es eterno, y cuando las canciones empiezan a parecerse demasiado unas a otras, cuando los músicos se copian a sí mismos, es normal que el tema decaiga. Y que los años pasan y tal y cual y lo que quieras. Vamos, que ya no vendes y te jode. Claro, pues sí, normal. Hasta ahí. Pero mosquearte con el público porque ya no estés de moda... vale, chaval, te has lucido. Eso sí que es amor propio, seguro que no tienes ningún problema de autoestima. Y la gente, ¿qué decir de la gente? ¿Qué hacen todos esos cabrones, mirando páginas web, viendo fútbol, tomando copas por ahí, en vez de comprar tus discos? Pandilla de desagradecidos, a picar piedras los ponía yo ahora mismo. Mira que no reconocer tu inmenso talento… y tu admirable humildad.
La verdad, cada vez estoy más convencido de que los managers, agentes, editores y demás satélites deberían prohibir a sus representados las apariciones públicas, y sería la mejor manera de mantener ese halo de glamour que se supone que tienen las estrellas. Porque yo, la verdad, me estoy planteando tirar los discos de los Rodríguez, los que tengo de Calamaro y hasta borrar del disco duro los emepetreses de aquí el fenómeno, ése que me quiere llevar al loquero porque él ya no es superventas. Que te den, salao.

8 comentarios:

airnoja dijo...

¿quien es Calamaro?...no sera "Calamarro"

Javier Menéndez Llamazares dijo...

O Calamorro, ya te digo.

Jovekovic dijo...

Calabobo parece adecuado, si me permites el chiste fácil. A mí también me dió pena, fui devoto de Calamaro el tiempo suficiente, como para darme cuenta de su caída libre.

Anónimo dijo...

Hola, te invito a que veas la entrevista que le hicieron ayer a Calamaro en La 2 Noticias... no tiene desperdicio, en nuestra página tienes el vídeo. Y si te apetece comentar, opinar al respecto, puedes utilizar también allí los comentarios.
Vídeo entrevista a Calamaro en La 2 Noticias
Saludos
Mara Torres Página no oficial (Labana blog)

Valen dijo...

Acabo de ver la entrevista de La2 y este tipo no es que sea un impresentable, es que está continuamente bajo los efectos de los estupidifacentes, lo que le convierte en un estúpido y facineroso engreído.

No sé qué coño está intentando beber durante la entrevista (mate de coca) y que apenas puede beber, porque intenta servirse 3 veces teniendo ya su chute ahí dentro.

Es como Arrabal y el "mileriarilismimo", pero co el ego hasta las cejas.

Una pena...

Oscar Sin Nick dijo...

Yo creo que eso, no es que sea estúpido, es que es estupefaciente.

JP dijo...

Desde luego su asesor de marketing, que dudo que lo tenga, estaría muy poco orgulloso de él.


Saludos,
JP

Historias de JP

exposure to black mold dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.